Reseña: Temblor - Maggie Stiefvater

20/3/14


Título: Temblor

Autor: Maggie Stiefvater
Saga: Los lobos de Mercy Falls (Temblor - Rastro - Siempre - Sinner (2014 inglés))
Páginas: 448
Editorial: SM

Sinopsis:

Cuando el amor te hace temblar en otoño es mejor que el invierno no llegue nunca: las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas. Hace años Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó. Desde entonces todos los inviernos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan. Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, “su lobo”. Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre. Ha conocido a un chico, se llama Sam. Es un tipo normal, salvo por sus ojos. Son de un extraño color amarillo.

Opinión personal:

Este es el segundo libro que leo de Maggie, y puedo asegurar que se ha convertido en una de mis escritoras favoritas. La sencillez de su pluma, que a su vez consiguen transmitirte miles de emociones, sus preciosos romances, formados por parejas fantásticas, y la manera que tiene de convertir esas leyendas y mitos en novelas… Me ha cautivado, y quiero leer ya algo más suyo.

Al principio, no me atrevía a hacerme con este libro por si la trama resultaba ser tópica o por si me parecía demasiado empalagoso. Nada más alejado de la verdad. He disfrutado cada frase, cada palabra, y aunque el libro no tenga grandes dosis de acción, puedo asegurar que es adictivo y que se lee en un suspiro.

Cuenta la historia de Grace, una chica que, cuando era pequeña, fue atacada por un grupo de lobos salvajes que viven en el bosque al lado de su casa en Mercy Falls, Minnesota. Sin embargo, cuando ella creía que iba a morir, un lobo de ojos amarillos se interpuso entre ella y los demás y la salvó. Y es que, en el tranquilo pueblo de Mercy Falls no es todo como parece. Esos lobos salvajes no son sino licántropos. Desde entonces, Grace observa a su lobo en cualquier ocasión que se le presenta, y entre ellos irá naciendo el amor. Cuando Grace conoce a su lobo en persona, ambos se dan cuenta de lo mucho que se quieren, pero que su romance no puede durar para siempre: cuando llegue el frío, él volverá a convertirse en lobo, quizá para no volver con los humanos nunca más.

Me sorprendió lo distintos que éramos. Se me ocurrió pensar que si Grace y yo hubiéramos sido objetos, ella habría sido un reloj digital sincronizado con precisión científica, y yo, una bola de cristal rellena de nieve, una pequeña tormenta de recuerdos temblorosos. 

En el libro se alternan los capítulos de narración de Grace y los de Sam, pero sin orden, es decir, no se van alternando cada capítulo, si no cuando es más necesario para darle intriga a la novela. Por lo visto, parece que a Maggie le guste este método, pues en su anterior libro, Las Carreras de Escorpio, también lo utilizó. Y la verdad es que cada vez me gusta más también a mí, porque lo he leído últimamente mucho y me encanta ver los distintos puntos de vista de los protagonistas, porque ayuda a conocerlos mucho mejor.



Los protagonistas me han fascinado. Grace es una chica pragmática, que ve las cosas como eterna científica y que prefiere que todo esté en orden. A Sam me lo hubiese esperado más a lo Edward Cullen, pero ¡qué va!. Sam me ha parecido tan real y creíble, por tener sus virtudes y también sus defectos, y no ser tampoco excesivamente posesivo. A sido un personaje maculino que me ha enamorado: tierno y cariñoso, pero también fiero. El resto de personajes quedan bien perfilados: Isabel, una chica decidida e inteligente que quiere salvar a su hermano, Rachel, la típica amiga feliz y dicharachera y Olivia, amiga callada, serena y tranquila, que puede llegar a ser un tanto misteriosa.

Me daba la impresión de que las cosas se me estaban yendo de las manos. Había encontrado el paraíso y me había aferrado a él con todas mis fuerzas. Pero el paraíso había empezado a deshacerse en una finísima hebra que se me escurría entre los dedos.

El romance puede resultar algo precipitado, pero en mi opinión, lo he disfrutado igualmente. Ya lo he dicho antes, pero esta pareja me ha sorprendido por su ternura, me ha encantado la manera en la que se va desarrollando a lo largo del libro y como se quieren. Son entrañables y simplemente AMOR.


El libro tiene un poco de acción, sí, pero no mucha. Te mantiene intrigado hasta el final por el mismo romance y sobre como será el desenlace, y yo me enganché completamente a la lectura de este libro. No se como, pero me hizo olvidar el mundo real para hacerme vivir las aventuras de Grace y Sam.

Una última cosa que quiero nombrar es su portada, que me ha parecido, a la par que sencilla, muy bonita. Los colores azulados, grises y metalizados de los arboles están en perfecta sintonía y además, tienen que ver con el contenido del propio libro. Otra cosa que me ha llamado la atención de su edición es, que al principio de cada capítulo estaba la temperatura que había en esos momentos, algo que he encontrado muy original y que no sé si decir el porqué están ahí porque podría ser un pequeño spoiler sobre los licántropos.

Así que, Temblor ha sido un libro increíble, mi segunda lectura de esta autora pero que, desde luego, no será la última, porque la sencilla pluma de Maggie me ha cautivado, manteniéndome pegada a sus páginas hasta el final a pesar de no ser un libro plagado de acción. Una lectura de la que cualquier persona a la que le gusten los romances entrañables y las lecturas conmovedoras debería disfrutar. ¡Recomendadísimo!


Valoración final:

Me he enamorado de este libro

5 / 5

¿Lo que más? El romance y los protagonistas.
¿Lo que menos? La falta de acción en algunas escenas, aunque ni se nota.

¿Habéis leído este fantástico libro? ¿Os ha gustado tantísimo como a mí? ¡Contadme en los comentarios!


Written by
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Cualquier opinión cuenta, un blog se alimenta de los comentarios!
Ayúdame con tu granito de arena. ¡Anímate y comenta!
Pero recuerda expresarte de manera educada y amable... Y por favor, sin SPAM.